Seleccionar página

Prensa

Volver

La modificación de Ley de residuos y suelos contaminados se encuentra en la recta final de su tramitación pendiente de ser aprobada por el Senado. A través de ella se incorporaron a nuestro ordenamiento jurídico la Directiva (UE) 2018/851 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 30 de mayo de 2018 y la Directiva (UE) 2019/904 de 5 de junio de 2019.

Este proyecto nace con el objetivo de mejorar la gestión de los residuos y contribuir así a atajar la emergencia climática. Asimismo, se actualizan ciertos aspectos de la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados, como la delimitación de la responsabilidad del productor del residuo, la aplicación de los conceptos de subproducto y fin de la condición de residuo, la actualización del régimen sancionador y el refuerzo de la recogida separada.

Además, se cuenta por primera vez con medidas fiscales que consisten en la implantación de dos nuevos impuestos: un impuesto especial sobre los envases de plástico no reutilizables que afecta a su fabricación, importación o adquisición intracomunitaria, así como un impuesto sobre el depósito de residuos en vertederos, la incineración y la coincineración de residuos.

Por último, además de las medidas fiscales citadas anteriormente, se aumentan las restricciones a los plásticos de un solo uso, se establecen planes para reducir el peso de los residuos generados y se prohíbe la destrucción de excedentes no vendidos de productos no perecederos, entre otros.

Retomaremos el tema cuando se publique en el BOE.

Desde el Departamento Fiscal de LKS Next Legal quedamos a vuestra disposición para aclarar cualquier duda. Asimismo, os iremos informando de todas las novedades que se vayan implementando y pudieran resultaros de interés.

Comparte en tus redes sociales: