Seleccionar página

Prensa

Volver

La crisis COVID-19, con paralización industrial a nivel mundial y crisis del transporte marítimo y ahora la Guerra de Ucrania con los movimientos geopolíticos correspondientes han puesto de manifiesto las debilidades de una industria Europea demasiado dependiente de los suministros externos.

En este contexto, se ha puesto de manifiesto la necesidad de transformar y rediseñar las cadenas de suministro de las organizaciones, construyendo redes interconectadas, digitales y predictivas para todos los interesados, desde los proveedores hasta el cliente final.

Este enfoque no solo impulsa a las empresas para que sean más ágiles, sostenibles, flexibles y eficientes; también ofrece mejoras en la productividad, costes más bajos y márgenes más altos así como, mejora en el servicio de entrega al cliente cada vez más exigente.

El cambio hacia una cadena de suministro digital es una oportunidad relevante de generación de valor; sin embargo, es un camino que no todas las empresas consiguen abordar con resultados deseados. Algunos líderes empresariales piensan que la transformación digital de la cadena de suministro implica únicamente implementar nuevas tecnologías que permitan automatizar tareas, pronosticar la demanda u optimizar la planificación de producción.

Sin embargo, tras múltiples procesos de digitalización desarrollados, la experiencia nos demuestra que la digitalización de la cadena de suministro requiere de una transformación holística que vincula los 4 ejes fundamentales de la transformación digital: los procesos, las personas, la tecnología y la organización. Por ello, es importante que las soluciones digitales estén alineadas con la estrategia de la organización, integradas en todos los procesos de la empresa e impulsado desde la dirección y desarrollada por todos los componentes y ámbitos de la empresa.

El punto de partida de las compañías ante este reto es muy heterogéneo y, por lo tanto, el recorrido que deben emprender para tener una cadena de suministro totalmente digital, conectada e inteligente es diferente.

Con objeto de evaluar dicho posicionamiento y guiar a las empresas en el camino hacia la digitalización, el equipo de Procurement & Operations de LKS Next, ha definido un modelo de madurez digital para medir el grado de digitalización de las cadenas de suministro.

El Modelo de Madurez Digital es una herramienta de diagnóstico que permite a las organizaciones realizar una evaluación de la capacidad digital de la cadena de suministro en los 4 ejes que impulsan la transformación digital: los procesos la tecnología, la organización y las personas. El resultado de la evaluación se mide en 4 niveles de madurez: Primaria, Consciente, Innovadora y Líder.

Además, el Modelo de Madurez Digital de la cadena de suministro permite a las organizaciones, por un lado, identificar las debilidades y oportunidades de mejora y, por otro lado, establecer objetivos y planes a corto y largo plazo para así poder avanzar en la transformación digital de la cadena de suministro.

En definitiva, para poder conseguir una cadena de suministro digital y con visibilidad end-to-end, es necesario conocer el nivel de madurez digital actual y establecer un plan de acción detallando etapas ordenadas que permitan adquirir competencias específicas y tecnologías necesarias de manera integrada en las 4 dimensiones.

¿Quieres conocer el nivel de digitalización de la cadena de suministro de tu empresa y las pautas a seguir para convertirte en líder?

Completa el siguiente cuestionario para conocer en una primera aproximación el grado de madurez digital de tu cadena de suministro.

CUESTIONARIO

Ane Jiménez Miner

Consultora Procurement&Operations

Comparte en tus redes sociales: